Yo soy talla “S”

Estás parado en un planeta que evoluciona y gira a mas de 1550 Km por hora y orbita a su sol a 36 Km por segundo.

El sol y la tierra se mueven 1,609,344 Km al día.

El sistema solar completo circula la Vía Lactea a 64,350 Km por hora.

La galaxia completa contiene mas de 100,000,000,000 estrellas y se expande de lado a lado 100,000 años luz. La Vía Láctea se ensancha en el medio mas o menos 16,000 años luz y tiene aproximadamente 3,000 años luz de espesor en la zona que corresponde a La Tierra.

La Tierra se encuentra a 30,000 años luz del centro de la Galaxia y la circula cada 200,000,000 años.

Se reconoce que nuestra Galaxia es solo una de miles de millones de otras galaxias en nuestro Universo que aún no deja de expandirse.

Por cierto, la velocidad de la luz (para que hagan sus cálculos de la anchura de la Vía Láctea) es aproximadamente 19,312,128 Km por minuto.

Cada vez que se siente como que “la vida” es insoportable, difícil y hasta opresiva, trato de recordar estos números. Cuando alguna vez estoy en una de esas situaciones que todo el mundo tiene pero que nadie quiere tener, me imagino a mi mismo volando por el espacio a 1550 Km por hora.

Y me hace sentir pequeño. Casi ínfimo. Y lo disfruto mucho. Disfruto pensar en lo poco probable que es mi existencia. Me encanta pensar en que uno, talvez dos saltitos cuánticos resultaron en el inicio de mi vida y en la sagrada experiencia que es ser quien decide cómo se interpretan los eventos presentes en ella.

A mi no me causa problema sentirme así de pequeño cuando me comparo con el Universo mismo, pero habrá a quienes si. Pobrecitos.

Agradezco a Monty Python por salvarme la vida.

Gracias a Osvaldo Osorio por sugerir este video:

Derecha Romero Izquierda

Es una conclusión fácil, pero necesaria.

Quienes más se llenan la boca criticando el que las personas quieren recordar/celebrar/conmemorar la vida, la obra, el mensaje e incluso el martirio de Monseñor Oscar Arnulfo Romero pertenecen a dos grupos de fácil identificación:

  1. Los que tienen algo que ver con el magnicidio (incluidos los que estuvieron de acuerdo con matar gente por pensar diferente) de quienes, por suerte ya empieza a hablar más.
  2. Los que no saben NADA. A este grupo me voy a dedicar en esta oportunidad.

La mayoría de esta gente NO SABE que Oscar Arnulfo Romero, antes de ser Arzobispo de San Salvador no era gran amigo de los pobres y oprimidos, más bien era buen amigo de los ‘acomodados’ de El Salvador. Asistía a sus eventos, les bautizaba a los hijos, les enterraba sus muertos, etc.

Muchos miembros de este grupo NO SABEN que en El Salvador, el proceso de ‘selección’ del Arzobispo de San Salvador siempre está cargado de tintes políticos, presiones de grupos económicos y de quienes ‘conducen’ El Salvador.

El que critica NO SABE que la derecha más radical del final de la década de los 70s presionó para lograr y en última instancia logró, colocar a Oscar Arnulfo Romero en el ‘puesto’ de Arzobispo.

Los ignorantes NO SABEN que Mons. Romero pasó por una crisis personal/religiosa en los años previos y posteriores a su nombramiento como prelado de la capital, en la cual se enfrentó a los conceptos de la Teología de la Liberación al mismo tiempo que empezó a conocer la realidad de los pobres en El Salvador.

El que ofende a otros por buscar atención NO SABE que Oscar Romero fue personalmente afectado por los asesinatos de su amigo, el sacerdote jesuita Rutilio Grande y de las monjas norteamericanas, ambos a manos de escuadrones de exterminio comandados, financiados e indoctrinados por la gente del grupo 1.

Quien llora por la ‘politización’ de la figura, NO SABE que Mons. Romero tuvo que tomar una posición en la sociedad Salvadoreña cuando supo de primera mano que quienes lo invitaban a bautizos e inauguraciones eran los mismos que daban las órdenes de matar y torturar a la gente a quien él se dirigía en sus sermones.

Quien habla peyorativamente (y va a tener que buscar esta palabra en el diccionario) sobre el martirio de Romero (o cualquier otro martirio) NO SABE que el requisito para ser mártir no es ser de izquierda o de derecha sino que tener el valor, la entereza y la convicción de decir “Yo no estoy de acuerdo y no voy a permitir…” cuando nadie más se atreve a decir nada por miedo o servilismo.

Por último, quien ataca a la gente y su remembranza de Romero, NO SABE que quienes hacen la diferencia son los no-convencionales, los que declaran el futuro, los que le dicen al ‘destino’: “Así van a ser las cosas” en lugar de preguntarle.

Monseñor Romero prometió ser “la voz de los sin voz” y advirtió también: “Si me matan, resucitaré en el Pueblo Salvadoreño” y hoy esas promesas han sido cumplidas. Y a usted, que le cuesta decir con certeza que se va a hartar hoy para el almuerzo, le molesta que alguien pueda trascender el tiempo, la violencia, la injusticia, el cinismo y la política. Y por eso critica.

Yo no creo en santos, la iglesia católica no es “santo de mi devoción” y ciertamente, a mi modo de ver, no está facultada a decir quien es santo y quien no pero cualquier persona que pone sus convicciones delante de su comodidad y lucha por sus ideales desde su puesto en la sociedad sin permitir ni tolerar la injusticia ni la distorsión de la verdad, merece mi respeto, mi admiración y mi reverencia.

Mis ‘santos’ son Gandhi, Martin Luther King, Oscar Arnulfo Romero.

MONSEÑOR ROMERO VIVE.

Mi integridad no está a la venta.

Adiós

¿Cómo lo sé? Alguien trató de comprarla.

He estado desempleado o sub-empleado por ya casi 14 meses. Estoy pobre. Estoy desesperado. ¿Alguien así haría cualquier cosa por dinero, verdad? Pues no.

La semana anterior me ofrecieron el trabajo perfecto. Paga exactamente lo que yo quiero, me queda a 5 minutos de mi casa y es con una compañía grande en donde un puesto de alta gerencia es ideal para ir forjando mi futuro en la gran “América Corporativa”. Tomé el trabajo gustoso.


Día 1:
Se sintió como saltar en un tren moviéndose a toda velocidad. Me encantó el ritmo, la demanda y la gran carga de responsabilidades. Y apenas era el primer día. Se me exigió mucho casi instantáneamente y lo cumplí. Me significó obtener rápida admiración y cumplidos sobre mi trabajo. Pero algo estaba mal.

Día 2: Muy temprano se me dijo que mis subalternos eran haraganes e incapaces y que una “Evaluación rápida” era necesaria. Estuve de acuerdo en realizar dicha evaluación. Les empecé a exigir mucho para ponerlos al día con las múltiples tareas retrasadas que tenían. Mis subalternos estuvieron agradecidos y dijeron estar inspirados por mi liderazgo mientras comenzaron a ponerse al corriente. Era como que los estaba evaluando ‘bajo estress’.

Día 3: El trabajo producido por el departamento a mi cargo empieza a notarse y recibe buenas observaciones. Los jefes de otras secciones vienen a mi oficina para ‘conocerme’ y decirme lo aliviados que se sienten de que yo estoy ‘poniendo al lugar en forma’. Más tarde, nuevamente recibo presión para ‘evaluar’ a mi equipo pero esta vez se siente mas como una orden de ‘ejecución’.

Día 4: A estas alturas todo el mundo esta feliz. Desde el gerente de ventas hasta la presidenta de la compañía. Dicen lo impresionados que están con mi desempeño y lo afortunados que se sienten de haberme ‘encontrado’. Fin del día: Un ultimátum. “Tengo que” despedir a la mayoría de mis subalternos porque son ‘incompetentes’.
Bueno, si has seguido con atención esta crónica hasta ahora, la gente a la que superviso se puso al día con sus labores, entregaron trabajo satisfactorio (algunos dicen extraordinario) y se ganaron el reconocimiento de quienes eran sus críticos más duros. ¿Por qué me piden que los despida? No solo creo que son capaces de mucho mas (al menos la mayoría) sino también estoy seguro que 3 días no es suficiente para evaluar el desempeño de alguien en forma justa.

Dije que NO. No voy a despedir gente que está haciendo un esfuerzo. No los voy a lanzar a la calle y a un ambiente laboral casi imposible, especialmente cuando están haciendo exactamente lo que sus posiciones les demandan. Simplemente NO lo voy a hacer.

Día 5: Más cumplidos, más “están haciendo un gran trabajo” de la gente. Reunión general en la cual iba a ser mi ‘presentación’ oficial cancelada. Algo no está bien. Huele a podrido. Entra el abogado de la compañía.

Me dice: “La empresa ha decidido ir en una dirección diferente, te vamos a tener que decir adiós” (por cierto, que patán! Ni siquiera puede despedir a alguien con un poco de dignidad) pienso para mi mismo: ¿Dirección? Ni siquiera saben que es arriba o abajo en este lugar. Si vieras sus libros contables estarías de acuerdo conmigo.

Me pide que me vaya ‘inmediatamente’ y me pagan por mis 5 días de trabajo. Voy a mi nueva oficina, recojo mi iPod y mi tablet (que aún esta en su caja porque no tuve ni tiempo de sacarla) y me voy. Mientras paso por la puerta principal me siento enojado y timado pero también triste porque en ese momento me queda claro el destino del staff de mercadeo.

Uno a uno les dicen ‘Adiós’ también a ellos, en un ejercicio de total discreción y diplomacia de parte del abogado sinvergüenza.

Si todavía no has entendido de qué se trata esto, te lo voy a explicar.

Solo querían un verdugo. Alguien a quién los empleados podían culpar (en lugar de culpar a la empresa) por haber sido despedidos sin justa razón. Si ya viste el filme “Up in the air” (2009) sabes exactamente a qué me refiero.
La cosa es, ellos escogieron mal. Yo soy un tipo duro, hasta parecería del tipo ‘mercenario’ pero YO NO voy a vender a otra persona para cubrirme a mi mismo o por unos cuantos dólares.

Les resultaba mas barato hacer que yo despidiera a esa gente que el contratar una de esas compañías que despiden gente para que el ‘jefe’ no se ensucie las manos (como en la película). En cambio, se encontraron con que en sólo unos días, inspiré a unas personas subvaloradas a producir resultados extraordinarios. Supe que había logrado eso cuando mientras salía de mi oficina después de haber sido ‘invitado a renunciar’ cada uno de ellos me miro y dijo: “Gracias”.

Estoy desempleado. Estoy pobre. Estoy desesperado. Mi integridad y dignidad están INTACTAS.

Ciertamente espero que la dignidad y la integridad tengan buen sabor y que le llenen la panza a uno porque como van las cosas de eso me voy a tener que alimentar pronto. Lo que me queda claro es que no hubiera hecho las cosas de ninguna otra manera.

I work for a company that lends me out to cowards that don’t have the courage to sack their own employees” George Clooney, “Up in the air” (2009)

My integrity is NOT for sale.

How do I know? Someone just tried to buy it.

I have been underemployed or unemployed for almost 14 months now. I’m broke. I’m desperate. I would do anything for some cash, right? Wrong.

Last week I was offered the perfect job. Pays exactly what I wanted, it’s 5 minutes away, a large company with a senior position, perfect for engineering my future in big “Corporate America”. I took the job gladly.

Day 1: Felt like jumping into a fast moving train. I loved the rhythm, the demand and the high responsibility and that was only the first day. A lot was asked of me almost instantly and I delivered. It earned me praise and compliments fast, but there was something wrong.

Day 2: Very early on I was told that the people placed under my direct supervision were lazy, inadequate and that a swift ‘evaluation’ needed to be made of them. I agreed to perform such assessments. I started pushing my team to deliver on past deadlines and catch up on their work. They were thankful and said they were inspired by my leadership and began to catch up. It’s as if I was giving them a ‘stress test’.

Day 3: The work my department was turning in gets recognition and begins to be noticed. Other department heads are coming to my office to ‘meet’ me and to tell me they are relieved that I’m ‘whipping the place into shape’. Later, more pressure to ‘evaluate’ my team, this time it feels more like a ‘search and destroy’ command.

Day 4: Now everybody is happy. From the sales department head all the way to the CEO. They are saying how impressed they are with my performance and how glad they are to have ‘found’ me. End of the day: ultimatum. I ‘have’ to let go of my team because they are ‘incompetent’.

Ok, so if you follow this chronicle so far, the people placed under my supervision have caught up on their work, produced satisfactory (some say outstanding) output and earned the praise from some of their harshest critics. Why am I being asked to let them go? Not only I think they are capable (at least most of them) but I also know 3 days is not enough to form an opinion for myself.

I said NO. I’m not going to let go of people that are making an effort. I’m not going to throw them into this cruel job market, especially when they are doing exactly what their job descriptions say they need to do. I’m just NOT going to do it.

He was wearing this.
The attorney's shirt

Day 5: More praise, more ‘you guys are doing a great job’ from people. Canceled staff meeting where I was to be ‘introduced’. Something is not right. I smell a rat. Behold, the company’s attorney.

He tells me “the company has decided to go in a different direction and we’re going to have to say goodbye” (By the way, what a douche-bag! Can’t even fire someone with some dignity) I’m thinking to myself: “Direction”? They don’t even know which way is up…if you see their financial tracking you’d agree with me.

I’m asked to leave ‘immediately’ and get paid for my 5 days of work. I go to my new office, gather my iPod and graphic tablet (luckily still in the box as I had no time to install it) and leave. As I walk through the main door I feel angry and cheated but also sad because I know exactly what’s coming for the entire Marketing team.

One by one, they were ‘said goodbye’ to, with what I’m sure was a brilliant exercise of discretion and diplomacy by the weasel attorney.

If you haven’t figured it out by now I will break it down for you.

They just wanted an executioner. Someone the employees could blame (instead of the company) for having been unfairly fired. If you have had a chance to see “Up in the Air” (2009) you know exactly what I’m talking about.

The thing is, they picked wrong. I’m a tough guy, I may even seem like ‘mafia muscle’ but I will NOT sell anybody out to cover my own ass or just to get some money (even though I badly need it).

What I'm NOT

It was way cheaper to have me fire these people than to hire an outside company to do it (like in the movie) but in turn, I just inspired some people that were not valued to produce some extraordinary results in just a couple days. I knew I had done that when as I walked away after being ‘asked to leave’ each one of them looked at me and said “Thank you”.

I’m unemployed. I’m broke. I’m desperate. My dignity and integrity are INTACT.

I certainly hope dignity and integrity taste good and are satisfying as it seems I’m going to have to feed myself on them soon. What I know is that I wouldn’t do things any other way.

.

I work for a company that lends me out to cowards that don’t have the courage to sack their own employees” George Clooney, “Up in the air” (2009)

El pastor Toby Jr. tiene dos caras

Jugando
Se le ve lo 'juguetón' que es

Mucho se ha dicho de las fotos surgidas en las redes sociales que muestran al individuo en cuestión “jugando” con armas de uso privativo de la fuerza armada.

La respuesta de los seguidores de estas personas han variado, desde los que lo ven como un error de juicio del pastor hasta los que defienden lo indefendible diciendo que “el pastor es una persona alegre y juguetona y eso es lo que vemos ahí, una broma”.

Para mi, esas fotografías muestran lo de siempre, la gran hipocresía que reina en quienes se enriquecen con la fe (ciega) de sus seguidores.

Es mi costumbre no hablar de temas controversiales sin hacer mis propias investigaciones y conclusiones y eso fue lo que decidí hacer, me conecté al infame facebook y lancé una búsqueda de el término “Edgar López Bertrand Jr.” para mi poca sorpresa encontré las famosas fotografías sin siquiera tener que ser “amigo” del pastor (son públicas) pero encontré mas de lo que imaginé.

Resulta que el pastorcito tiene dos caras (de ‘face’ book) en una es casado, cristiano y buscando ‘networking’ y en la otra (una mas informal) es también cristiano pero “buscando una relación”.

Se lo que están pensando, la cuenta donde aparece como soltero es una cuenta antigua e inactiva, verdad?

Pues júzguelo usted mismo, aquí incluyo la captura de pantalla en la que minutos atrás me había aceptado como ‘amigo’.

Pastorcito single
Quizás se siente solo...

Y aquí, se muestra la página ‘oficial’ del pastorcito.

Pastorcito Married
Aqui en su faceta mas 'seria'

No se equivoque, a mi no me interesa en lo mas mínimo el estado civil de este sinverguenza, lo que me interesa es que miles de Salvadoreños les dedican tiempo, escucha y sobre todo DINERO que no tienen a estos hombres que cuyas reputaciones son cada vez mas dudosas.

Mi consejo: No sea pendejo, si alguien hace cosas que usted mismo no haría, por considerarlas reprochables, no oiga consejo moral de esa persona. No se necesita inspiración divina para entender eso.

Sometimes I smile

Because I see beauty

Because you say the absolute right thing and nothing said by anyone else could have fit that moment more precisely and completely.

Because I realize that I deserve you and it humbles me.

Because I feel lost in the Universe but I still think I could tie it with a red ribbon and give it to you.

Because every single minute of the day is teeming with your scent.

Because I can’t think about me without thinking of you.

Because my legendary reputation of being aloof and simple doesn’t stand a chance in your presence.

…and because I love you, sometimes I cry too.

A birthday confession – Confesión de cumpleaños

So I’m turning 35 today.  /  Hoy cumplo 35 años.

Forgive the instrospective post  /  Disculpen el post introspectivo

but I haven’t anything else to say.  /  Pero no tengo más que decir.

In my teen years I pretended to be unhappy  /  En mi adolescencia fingía ser infeliz

when I had every reason to be happy.  /  cuando tenía todas las razones para ser felíz.

In my twenties I pretended to be happy  /  A los veinte y tantos fingía ser felíz

just to keep people close to me.  /  solo para mantener a la gente cerca de mí.

Now, half way trough my thirties  /  Ahora, a mediados de mis treintas

I choose to be how I am  /  elijo estar como estoy y ser quien soy

sometimes in the top of the world  /  a veces en la cima del mundo

and sometimes in Dante’s inferno.  /  y a veces en el infierno de Dante.

I just know that I’m thankful  /  Solo sé que estoy agradecido

to those who rise to the top with me  /  a quienes van a la cima conmigo

and I hold no grudges to those  /  y no tengo rencores contra quienes

who visited Hades with me.  /  visitaron los infiernos conmigo.

To you, the ones who care  /  A ustedes a quienes les importa

I dedicate my life  /  les dedico mi vida

and to you that don’t care,  /  y a ustedes a quienes no,

I dedicate my upcoming triumph.  /  les dedico mis venideros triunfos.

I am the owner of my life  /  Soy el dueño de mi vida

and I like it…most of the time.  /  y me gusta…casi siempre.

Te acordás de aquella vez?

"Casi" beso.

Un detalle sobre mí es que no me acuerdo de muchas cosas de mi vida. No sé por qué, pero meses (y quizás años) enteros son como borrones en una pintura que ahora nadie compraría porque “le faltan pedazos”.

Aunque ahora quisiera recordar muchos más detalles, si me acuerdo de aquella vez.

Era una de esas noches inusuales en El Salvador en las que uno no está sudando profusamente sino que se puede estar “en paz” con cualquier atuendo.

No me acuerdo lo que vestíamos ni cómo llegamos hasta ahí (aunque me gustaría) pero ella estaba de visita en mi casa (y no visitándome a mí) y se iba a quedar a dormir.

.

Siempre me gustó, pero habían varias razones por las que nunca le dije nada (ser lento era una de ellas) pero esa noche se quedó platicando conmigo aun cuando todos los demás se fueron a dormir. Hablamos por horas, la tensión entre nosotros era palpable, algo iba a ocurrir.

Conversamos de cosas profundas, carrera, familia, planes de futuro, pero eventualmente llegamos a los temas verdaderamente transcendentales. – Y vos, ¿Tenés novio? No, yo tampoco tengo novia – si tuviera mejor memoria me acordaría si hablamos de besos y cosas así, pero no me acuerdo.

Tengo que confesar que no le ponía completa atención a las cosas que me decía, mi mente giraba en torno a estrategias para un beso…y para más.

Como en diez diferentes ocasiones dijimos cosas como “¿Ya es bien tarde, verdad?” o “quizás nos deberíamos ir a acostar ya” pero no lo hicimos y nos dieron las 3 a.m. sentados ahí, tensión y todo.

A esa hora, nos levantamos (como sabiendo lo que seguía) y empezamos a subir las gradas que llevan a los cuartos en mi casa. A medio camino de las escaleras me acerqué y creo que la tomé del brazo haciendo que ella se volteara hacia mí, nos acercamos tanto que creo que podía sentir hasta su aliento y ese calorcito que solo se siente justo antes de un beso…

Buenas noches (con la voz temblorosa) que descansés. Nos vemos en 15 años.

Pardon my lips...

“Pardon my lips. They find joy in the most unusual places.” –Max Skinner ‘A Good Year’ (2006)

El Juego.

Ya no juego.

.

El juego que juego

no es juego ni es divertido.

Sé que el que quiero jugar no se gana,

al menos no siendo quien he sido.

.

Yo ya no quiero jugar,

enséñenme la salida!

Jugar y jugar sin ganar

le consume a uno la vida.

There’s a Rag for that!

The new iRag!

You’ve seen the commercials for the Apple iPhone and iTouch, they present you with a very interesting, exciting, necessary or plain all cool thing to do and then they claim: “There’s an app for that!”.

“Say, you want to know the meaning of life…there’s an app for that!” You get the point. It always makes me chuckle and I don’t even know why.

I’ve always thought that the phrase was an Apple original but I’m thinking that I might have met the man behind the inspiration. I thought the encounter granted a story.

So, it’s no secret for a lot of you that I’ve hit a rough patch when it comes to work lately and, as it tends to be, it has impacted me financially as well. Since all I can afford is a “shared” place at this point, I started looking for “roommate-type” situations.

I found a place that is centric, new, clean and that has all the amenities a guy in my situation can want and I felt like my luck was turning. But if you know anything about my blogging style you already know that is not the case.

It turns out that I’m renting a room in a guest house in the back of a beautiful new home near Marina del Rey. I’m supposed to share the space with another “tenant” in the room next to mine.  Upon moving day he emerged.

His name is Maury [pause for laughter] and yes, he is like you imagined a Maury to be. He’s a 75 years old Jewish guy from New York and not only that, he looks remarkably like the pedophile old geezer in “Family Guy”.

There's a RAG for that!

He took one look at me and said “Hummpf, let me give you the nickel tour young man”. I mean, NICKEL TOUR? Can you even imagine how old a reference that is? But I digress…”This is my room” he said, while swiftly closing the door and moving on to the “eating” area (as the place has no kitchen, just a microwave and a fridge) he continued: “If you make a mess, you are expected to clean it up” and I asked the logical question (given I didn’t see cleaning supplies anywhere): “What do I clean it up with?”

“THERE’S A RAG FOR THAT!” He replied. I chuckled.

The rest of the nickel tour was just as interesting and enlightening. “This is the laundry room area, if you make a mess….THERE’S A RAG FOR THAT!” The more he said it the more I got that church laugh (the type that feels inevitable but you know you shouldn’t let out) and he kept looking at me with baffled look on his wrinkled face.

Finally, we got to the bathroom (which we share) and he said: “You’ll notice that there’s nothing on the counter, if you spill any water on it…” “THERE’S A RAG FOR THAT!” I interrupted. He looked at me and frowned, shook his head for a second or two, came closer to me and in a very deep, more serious voice than he had been using he said:

“We’re going to get along. You’re the only one that gets it!” I chuckled again.

I better laugh at my situation, crying seems like the only other valid alternative.